martes, 18 de febrero de 2014

Empiezan los despidos en Tragsatec

Las trabajadoras y trabajadores afectados por el ERE de la empresa Tragsatec empiezan a recibir las cartas de despido. 
18 de Febrero de 2014 

La empresa pública Tragsatec puso en marcha un Procedimiento de Despido Colectivo (PDC) el pasado 17 de octubre de 2013 que afectaba en un principio a 803 trabajadoras/es. Lo desproporcionado e injustificado de dicho PDC hizo que no se llegara a acuerdo entre la Dirección de la empresa y las distintas fuerzas sindicales. Una vez concluido el periodo de consultas la empresa registro en la Autoridad Laboral el 29 de noviembre de 2013, de forma unilateral, el PDC definitivo con una cifra de 610 despidos. 

Esta decisión de la empresa Tragsatec ha sido recurrida por los sindicatos en los tribunales, siendo el 13 de marzo de 2014 la fecha en la que previsiblemente se celebrará la vista en la Audiencia Nacional, a falta de confirmación de la fecha por parte de la Audiencia. Sin embargo, la Dirección de Tragsatec no ha esperado a la vista judicial, y hoy mismo, ha empezado a llamar a las trabajadoras y trabajadores. 
En las cartas de comunicación se indica que ‘ejecutan de forma inmediata’, es decir, despidos express de un día para otro, y donde a las trabajadoras y trabajadores se les intenta justificar el motivo de su despido indicando una supuesta puntuación, donde se valoran cosas como el absentismo (10%), la formación (10%), la experiencia (25%) y la ‘contribución actitudinal’ (55%). ‘Es curioso ver como ‘el dedazo’ siempre tiene un gran peso. Además no hay datos de referencia para poder comparar, con lo cual es un mero paripé’, declaran. 

Desde CCOO Tragsatec, no se entiende el movimiento de la Dirección de Tragsatec cuando en menos de un mes tenemos el juicio. Según declaraciones sindicales ‘Es un dia muy triste, tremendamente triste, ver hasta dónde es capaz de llegar esta Empresa en su intransigencia. La única opción que contempla es la del despido, en ningún momento se aborda llegar al foco de todos los problemas que son los sueldos desorbitados que tienen en la Dirección. En ningún momento se ha contemplado la racionalización de las pagas de beneficios y los objetivos que cobran unos pocos, ni medidas alternativas, ni suspensiones, ni reducciones. La política de echar a trabajadores a la calle es un acto de desprecio hacia el conjunto de las y los trabajadores, un acto bárbaro sin ningún tipo de sensibilidad, un acto que retrata a la Dirección como un ente similar a "nuestros" amigos políticos, ajenos a lo que supone para una persona todo este proceso’

De forma paralela, se ha podido contrastar que la empresa está realizando contrataciones en proyectos lo que hace más incomprensible la política de despidos que se ha comenzado en Tragsatec.