lunes, 2 de diciembre de 2013

La empresa pública TRAGSATEC notifica a la Autoridad Laboral su decisión de despedir a 610 trabajadores indefinidos

La empresa pública Tragsatec, perteneciente al Grupo Tragsa y participada por SEPI, que había iniciado un Procedimiento de Despido Colectivo al amparo del artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores el pasado 17 de octubre y que finalizó sin acuerdo el 22 de noviembre tras cinco intensas semanas de negociación, notificó el pasado viernes 29 de noviembre su decisión unilateral sobre dicho Procedimiento a la Autoridad Laboral y a los Representantes de los Trabajadores.

Esta decisión supone que se vean afectados un máximo de 610 trabajadores y trabajadoras indefinidos con una indemnización de 20 días por año trabajado con 12 mensualidades, tal cual establece la Reforma Laboral. La Dirección ha abierto el plazo para las adscripciones voluntarias hasta el 20 de diciembre, fijándose la fecha del 10 de enero de 2014 para dar respuesta a las solicitudes recibidas. A partir de esta fecha, la empresa unilateralmente notificará a cada trabajador afectado la rescisión de su contrato. La empresa no ha contemplado en dicha ejecución ninguna de las medidas sociales de acompañamiento presentadas durante el período de consultas.

Además, en la empresa matriz Tragsa, que finalmente tampoco llegó a acuerdo después que los trabajadores y trabajadoras rechazaran en asambleas el firmado por la Dirección y la parte social, se van a ver afectados por el Procedimiento de Despido Colectivo otros 726 trabajadores y trabajadoras.

Esta Sección Sindical de Comfia-CC.OO no ha estado de acuerdo con este procedimiento en ningún momento y ha puesto encima de la mesa varias propuestas en un intento de minimizar los efectos del ERE mediante un reparto del esfuerzo entre todos los colectivos, pero la parte empresarial tenía y tiene como único objetivo el adelgazamiento de la masa trabajadora para poder mantener un organigrama desorbitado que no ha sabido adaptar desde el año 2011 a la reducción de encomiendas, sin embargo dicha adaptación sí se ha producido sobre la plantilla, existiendo desde entonces una disminución de más de 3000 trabajadores y trabajadoras.

Desde esta Sección Sindical utilizaremos todos los medios legales y todas las medidas de acción sindical para frenar este atropello, pues mientras intentan deshacerse de la masa trabajadora, se pagarán en los complementos extra convenio de unos pocos, más de 17 millones de euros.